helado de cerveza de calabaza

Mayo, en el hemisferio sur, es el mes de los zapallos (y de las calabazas). Así que nada mejor que recomendar una receta de helado casero con cerveza de calabaza.

Estos helados son muy ricos y fáciles de hacer. La receta está inspirada en la de Jenna Huntsberger (publicada en el sitio ModernDomestic).

Aún en invierno, tener un helado casero a la mano, puede ser una tabla de salvación para satisfacer a los miembros de la familia.

Ingredientes

1 1/2 tazas de crema de leche

3⁄4 taza de azúcar morena (si es mascabo mejor) bien compacta

5 yemas de huevo

1⁄2 cucharadita de canela molida

1⁄2 cucharadita de jengibre molido

1⁄4 cucharadita de sal

1/2 taza de puré de calabaza sin azúcar (agregada)

1 cucharadita de extracto de vainilla

3/4 taza de cerveza de calabaza (Pumpkin Ale)

Procedimiento para el helado de cerveza

Este es el procedimiento para hacer el helado de cerveza de calabaza:

En una cacerola combinar 1 taza de crema y 1/2 taza de azúcar morena.

Calentamos a fuego medio, hasta que se formen pequeñas burbujas en los bordes de la mezcla (alrededor de 5 minutos).

En un tazón mediano, combinamos las yemas de huevo, el jengibre, la sal, la 1/2 taza de crema restante y la 1/4 taza de azúcar morena restante.

Batimos hasta que quede suave.

Retiramos la mezcla de crema del fuego. Agregamos muy lentamente aproximadamente 1/2 taza de la mezcla de crema caliente a la mezcla de yema de huevo, batiendo constantemente.

Vertemos la mezcla de yema de huevo en la cacerola. Cocinamos a fuego medio hasta que la mezcla espese y cubra el dorso de una cuchara (si pasa el dedo por la mezcla en la cuchara, debe dejar un rastro limpio). Es importante no dejar que hierva la natilla.

En un bol, mezclamos el puré de calabaza y la vainilla. Cubrimos y refrigeramos durante al menos 4 horas.

Colamos a través de un colador de malla fina en un bol mediano. Enfriamos la mezcla de natillas en un baño de hielo.

Cuando esté frío, mezclamos la calabaza, la vainilla y la cerveza de calabaza (Pumpkin Ale) con las natillas.

Cubrimos con film transparente, colocando el plástico directamente sobre la superficie de las natillas (esto evitará que se forme una costrita).

Refrigeramos hasta que esté frío, preferiblemente durante la noche, y luego llevamos al freezer (si no tenés máquina para hacer helados).

Cervezas uruguayas con calabaza

En el mercado local, estas cervezas suelen ser estacionales, así que hay que estar atenti.

De todas maneras, hay tres cervecerías que suelen tener buenos exponentes del estilo.

Seguramente hay más (y nos encantaría que nos compartan), pero en el radar tenemos: Cabesas Bier y su reconocida Cabutiña; Ibirá Pitá y su cerveza con zapallo orgánico; y Por Culpa de Sam, y su Imperial Pumpkin que ya es un clásico de Halloween.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *